CÓMO APLICAR LAS METODOLOGÍAS ACTIVAS EN EL AULA Y NO MORIR EN EL INTENTO

metodologias activas en el aula

Veamos,

  • Ap. Basado en Proyectos o Problemas,
  • Ap. Cooperativo,
  • Ap. Servicio,
  • Ap. por investigación en el medio,
  • Estudio o método de casos,
  • Ap. por inferencia o Método Científico,
  • Design Thinking,
  • Design for Change,
  • Gamificación, 
  • Ap. por inversión (Flipped Classroom).

estaréis de acuerdo conmigo en que tenemos una amplia paleta de metodologías, llamadas activas, para articular nuestras sesiones, pero…

¿existe algún consejo o pautas de actuación comunes a todas ellas, independientemente de la que elija, que debiera seguir para no morir en el intento? ¿Cómo aplicar las metodologías activas, más allá de su propia estructura o dinámica?

Si estas son algunas de las preguntas que te haces estás en el sitio adecuado, en el momento justo.

Antes de nada, una consideración: Si piensas que alguna de las anteriores citadas se trata más que de una metodología activa, de una estrategia – herramienta de gestión – planificación – de dinamización – modelo de instrucción – de articulación, etc. estoy totalmente de acuerdo contigo.

Todas ellas tienen el denominador común de que centra al alumno como protagonista de su propio aprendizaje, como sujeto activo de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Activo y no pasivo, como en las sesiones magistrales, las cuales seguirán siendo necesarias en su adecuado momento y justa medida.

Por ello quiero compartir contigo unos consejos o reflexiones que, personalmente, me vienen muy bien tener en cuenta a la hora de trabajar por proyectos (por ejemplo), incluso refrescar con frecuencia a la hora de planificar el trabajo de aula.

Empecemos…


1. Realizo un sondeo previo para conocer el nivel general e individual.

Me sirve también como evaluación individual (puedo hacer un test –Kahoot, Socrative, etc.-, una exposición oral de alguna tarea competencial, etc.)

Es algo que se debería hacer siempre, no sólo porque lo marque a normativa… sin embargo, con las prisas por empezar contenido se nos olvida o la dejamos a un lado.

Nos revelará grandes sorpresas, tanto en niveles avanzados como con los más rezagados… Además nos dará mucha información, si para nosotros es un grupo nuevo de alumnado al cual todavía no conocemos.

Recuerda esto:

Para alcanzar la meta, es fundamental saber de dónde partimos.

 

2. Comparto con el alumnado una visión de qué vamos a aprender, cómo y la forma en la que va a ser evaluado su aprendizaje en cada proyecto/UD.

Es importante darles esta información por escrito (por supuesto se les puede colgar en el entorno digital que usemos, por ejemplo Google Classroom, pincharlo en el corcho de la clase, etc.) para que tengan una visión clara de los objetivos que tienen que conseguir, sobre todo cuando están realizando un proyecto y no se desvíen. Así podrán consultar por dónde van, qué han visto y qué les falta.

Además, sería importante que estos objetivos se revisasen a lo largo del proyecto en alguna ocasión.

En cuanto a cómo van a ser evaluados podría ser por medio de una rúbrica, en este caso les tendríamos que dar los ítems de la misma con los descriptores correspondientes a los distintos niveles (principiante -1-, aprendiz -2-, avanzado -3- y experto -4-) antes de iniciar la UD/proyecto.

 

3. Dejo espacios y oriento para que hagan propuestas sobre cómo trabajar y mostrar el contenido.

Es importante que ellos den su opinión sobre cómo trabajar, incluso el cómo demostramos que los conocimientos trabajados los han adquirido. Además, se les podría preguntar cómo quieren demostrar sus actitudes individuales dentro del trabajo cooperativo.

No existe mayor feedback que una pregunta directa, ¿cómo os gustaría trabajar esta unidad didáctica? y ¿cómo evaluarla? Seguro que os sorprenden.

metodologias activas en educacion

4. Dedico más tiempo a aspectos competenciales (aplicar lo aprendido) que a lo cognitivo.

Una definición que me resulta muy sencilla y clara de competencia es “un saber que se aplica”. Si a los nuevos conocimientos adquiridos les añado habilidades pondremos en evidencia unas capacidades que, con las adecuadas actitudes, desembocará en la interiorización o adquisición de una COMPETENCIA.

Muchas veces confundimos la realización de ejercicios con el trabajo por competencias. En el mundo del Aprendizaje Basado en Proyectos, lo competencial es nuclear ya que el ABP, se concreta en un producto, y no hay nada más aplicado que la creación de un producto (ojo con el término producto que puede ser también algo intangible o digital como una exposición oral, la creación de un evento -como unas Jornadas Científicas o una Feria de Ciencias-, una obra de teatro, un servicio prestado a un colectivo, etc.).

metodologias activas en educación

5. Incluyo tiempo para enseñar, entrenar lo procedimental (lectura comprensiva, planificación, síntesis, exposición…) y revisar su aprendizaje.

Dedico espacios durante el desarrollo del proyecto para escucharles y conocer sus dudas, su evolución, los conocimientos que están aplicando y los que van a adquirir, en resumen SU APRENDIZAJE. Por supuesto, también dedico espacios para todo lo anterior al finalizar el proyecto.

Lo procedimental, es el gran olvidado, muchas veces por la presión del volumen de contenidos. Probablemente las procedimentales, bajo mi punto de vista, sean las habilidades transversales más interesantes y útiles que puedan adquirir para su futuro mundo laboral y de relaciones humanas. Por ello, incluiré tiempo para trabajarlas. 

Es interesante ir introduciendo las estrategias del pensamiento como herramienta para desarrollo de la metacognición (o cómo aprender a aprender, esto es, aprender de forma más eficaz y profunda).

Existen varias técnicas o rutinas del pensamiento que pueden ayudar mucho a tu alumnado. Si te interesa que profundice en este tema, déjame un comentario al final de este artículo y le dedicaré una monografía en un post.

Por el momento te puedo recomendar el siguiente libro de mi admirado Dr. Robert Swartz, Ideólogo del método Thinking Based Learning (TBL)  y considerado uno de las personalidades más influyentes en el ámbito de la educación mundial. También es director del Centro para la Enseñanza del Pensamiento (The Center for Teaching Thinking, CTT).

El libro que te recomiendo, por su estupenda contextualización y enorme utilidad directa en aula es este: El aprendizaje basado en el pensamiento.

aprendizaje-basado-en-el-pensamiento

6. Predomina el trabajo en equipo con distribución de responsabilidades individuales.

Acostumbrarse a trabajar en equipo, de forma cooperativa no es fácil. Corremos el riesgo de que se junten pero en realidad el trabajo lo hagan de manera individual. No os desesperéis por ello, al principio es lo más normal, simplemente trocearán y repartirán el trabajo.

Pensad que aprender a trabajar en equipo de forma eficaz y eficiente no es nada sencillo -que nos lo digan a los adultos, ejem.- y, sin embargo muy necesario para las competencias necesarias en el Siglo XXI.

Al final de este post he añadido una pequeña compilación de herramientas para el trabajo en equipo que considero útiles para el profesorado y efectivas para el alumnado.

metodologias activas en educación

Antes de llegar a la compilación, y como aperitivo, comparto aquí el estupendo trabajo de Daniela Gimeno @Daniela_FOL con esta dos infografías que he utilizado en mis clases, con estupendos resultados. Seguro que os es de gran ayuda. ¡Gracias Daniela!

DIARIO DE SEGUIMIENTO PARA EL TRABAJO EN EQUIPO

Descargar DIARIO DE SEGUIMIENTO formato .pdf

GUÍA TRABAJO EN EQUIPO

Descargar GUÍA TRABAJO EN EQUIPO en formato .pdf

 

7. Tengo preparado trabajo, tareas y recursos con diferente nivel de dificultad para diferente alumnado.

Parece evidente que primero debemos conocer a los alumnos para poder tener preparadas tareas adecuadas a los diferentes niveles con la intención de que refuercen (niveles bajos) o profundicen (niveles altos) los contenidos que estamos trabajando, nunca que avancen en la programación.

Para ello nos puede ayudar antes a la hora de planificar la unidad didáctica marcarnos el objetivo o los objetivos de aprendizaje desglosados en tres niveles:

    • Mínimos
    • Normal
    • Altos

Y de acuerdo a ellos, tener preparadas tareas de tal forma que cuando hayan superado la primera  puedan realizar la segunda y a continuación la tercera.

A la hora de evaluar, cada alumno tiene que recibir su calificación o nota en función de sus progresos, es decir, la evaluación es individual. Un alumno con medidas de atención a la diversidad no está condenado a tener siempre un 5 (sobre 10).

Una alternativa posible para los más avanzados puede ser mandar tareas de metacognición, por ejemplo que realicen un vídeo tutorial de lo que han aprendido, cómo lo han aprendido, cómo lo volverían a realizar para mejorar o profundizar esos contenidos, cómo les gustaría haberlo aprendido, en qué otros campos o materias les puede servir lo que han aprendido o el cómo lo han aprendido, qué dudas o curiosidades les quedan acerca del contenido, etc.

metodologias activas en educación

8. Durante el trabajo en equipo me dedico a pasar entre los grupos y ayudar a los que lo necesitan.

Esto resulta imprescindible para poder comprobar que todo el alumnado está realizando la tarea encomendada. Una sugerencia para evitar que tiendan a realizar las tareas de forma individual: Trabajar tareas competenciales en lugar de ejercicios repetitivos (estos se dejan para casa).

 

9. Priorizo la motivación al alumnado y que se esfuerce por comprender, relacionar y aplicar.

Mis actividades, al ser competenciales, tienen una finalidad o aplicación por lo que la visualización de los objetivos que tienen que conseguir es importante para que no se pierdan, sobre todo al realizar un proyecto de media o larga duración.

A la hora de plantear una actividad o proyecto tenemos que definir sin lugar a equívocos cómo nos va a demostrar el alumno/a que ha adquirido los contenidos curriculares y a partir de allí debemos definir unos objetivos muy claros para el alumnado.

metodologias activas en educación

10. Tengo recursos educativos para que las conductas disruptivas no impidan la marcha de la clase.

Esto está relacionado con la gestión del aula. En el post “Classroom management” hablo algunas medidas que sirven para poder evitar conductas disruptivas, y que las sesiones se desarrollen sin problemas.

Comentar también que es mucho más eficaz cuando todo el claustro utiliza las mismas, para que el alumno tenga una sensación de cohesión por parte del profesorado y le de la importancia que se merece.

Tener estos recursos y aplicarlos será la calve para no quemarnos.

metodologias activas en educación

 

Por último, y por ello más importante, si has llegado leyendo hasta aquí, te doy mi más sincera enhorabuena, demuestras mucho interés por tu profesión y, por lo tanto, por tu alumnado. ¡Gracias!

“Tengo la responsabilidad de ser un agente de cambio para la enseñanza-aprendizaje. No necesito tener todas las respuestas (o ser perfecta) pero tengo que estar dispuesto a probar cosas nuevas”.

Meg Krause (docente)

metodologias activas en educación


COMPILACIÓN de HERRAMIENTAS Y ESTRATEGIAS de AULA PARA EL TRABAJO EN EQUIPO/GRUPAL/COOPERATIVO y para la EVALUACIÓN INDIVIDUAL del alumnado

  • Dos infografías de planificación y normas en el trabajo cooperativo realizadas por Daniela Gimeno @Daniela_FOL:

Descargar DIARIO DE SEGUIMIENTO formato .pdf

Descargar GUÍA TRABAJO EN EQUIPO en formato .pdf

  • Dedicar y marcar tiempos de aula para organizarse. Por ejemplo, sentados en equipos de cooperativo:
      • 5’ – 10’ para ver el material concreto que nos interesa.
      • 5’ – 10’ para que lo comenten, compartan sus dudas (esto se puede hacer en público y añadiríamos otros 5’ de consultas en voz alta) hagan sus aclaraciones, y se planifiquen en equipo.
      • 15’ – 20’ tiempo de trabajo grupal de forma individual (esto quiere decir que todos realizan o participan activamente en la realización de una tarea de forma que su trabajo lo conocen los demás y a su vez él conoce el trabajo de los demás porque están interrelacionados) o por parejas o en pequeños grupos, todo el grupo completo (por ejemplo si tienen que grabarse un vídeo…). Durante este trabajo de tareas se deben comunicar entre los miembros del equipo para tener una idea global del proceso y no aislarse. También será el momento para que realicen sus anotaciones, tomen apuntes, etc. si están realizando, por ejemplo, un diario de aprendizaje individual.
      • 15’ – 20’ tiempo para poner en común al resto de la clase lo avanzado, dudas o impresiones. También lo podría utilizar el docente para comentar algunas valoraciones o detalles a tener en cuenta especialmente a ver el desarrollo del trabajo cómo ha ido durante la sesión.
  • Elaborar un portfolio individual de aprendizaje o diario de clase/proyecto, etc.
  • Realizar una exposición oral final del proyecto o trabajo correspondiente en la cual haya las siguientes condiciones:
      • El docente hará un turno de preguntas final aleatorio a los miembros del equipo sobre cualquier aspecto relacionado con el contenido, proyecto, desarrollo del trabajo, etc. Mínimo tantas preguntas como miembros del equipo. Para que sean completamente aleatorias, se pueden enumerar los miembros del equipo (por ejemplo, del 1 al 5) y tirar el dado para saber a quien le corresponde responder. Una vez que haya respondido, si vuelve a salir ese número, se tira de nuevo el dado.
      • Durante la exposición pública del proyecto, trabajo o producto correspondiente, el docente podrá cambiar al azar la persona que habla teniendo el equipo que seguir su orden acordado de exposición de contenidos. Con esto se consigue que todos los miembros del equipo conozcan (y dominen en mayor o menor medida todo el proceso de aprendizaje) el todo y las partes de su trabajo grupal.

Aprovecho ahora para comentar que el hecho de que haya una exposición pública final de su trabajo contribuye a aumentar su motivación, en este caso extrínseca, ya que van a querer hacerlo bien, delante de sus compañeros, o por lo menos en la mayoría de los casos.

  • Usar una lista de control actitudinal tanto en positivo como en negativo (por ejemplo con la aplicación ClassDojo, plataforma de gestión del comportamiento, etc.) diaria durante el desarrollo del proyecto. Esta herramienta, al igual que las anteriores, contribuye a poder evaluarles individualmente dentro de un trabajo grupal.
  • Realizar una autoevaluación y coevaluación dentro de cada equipo de trabajo. En el caso de la autoevaluación se les puede premiar con una determinada nota si su autocalificación no difiere de la nuestra, por ejemplo, en más de 1,5 puntos/10. Esto potencia el adecuado autoconcepto y autocrítica realista. Es muy interesante realizar estas dos evaluaciones tanto a mitad de desarrollo del proyecto como al finalizar. Así obtienen un feedback temprano de su trabajo y actitud antes de llegar al final del proyecto.
  • Realizar tests o cuestionarios de evaluación individual con preguntas competenciales, elaborados por ejemplo con la herramienta Kahoot!. Se puede incluso proponerles que elaboren por cada equipo una lista de x cuestiones y sus correspondientes respuestas (supervisadas e incluso calificadas por nosotros) de las cuales sacaremos las preguntas que formarán parte del test o un % del mismo, quedando para nosotros el % restante.
  • Realizar entrevistas personales.

metodologias activas en educación

fin

.

Un pensamiento en “CÓMO APLICAR LAS METODOLOGÍAS ACTIVAS EN EL AULA Y NO MORIR EN EL INTENTO

  1. Pingback: CÓMO APLICAR LAS METODOLOGÍAS ACTIVAS EN EL AULA Y NO MORIR EN EL INTENTO — EDUCAR para el CAMBIO | Norelkis Riera Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s