FESTIVAL DE NAVIDAD, ¿TIEMPO PERDIDO O UNA GRAN OPORTUNIDAD?

Podría parecer un evento de carácter tradicional, con signo religioso o no, un trámite más o menos complicado… sin embargo, un Festival de Navidad para un Centro Educativo puede significar una gran oportunidad educativa integral ya sea en positivo o… en negativo. Este pasado trimestre asistí a la segunda de las situaciones.

Vamos a desentrañar las razones o motivos por las que un Festival de Navidad debería ser un elemento transversal de primer orden en la vida de un Centro Educativo. ¿Cuáles son los fundamentos últimos que justifican dedicarle tiempo a su preparación, así como recursos económicos para su realización? O bien, ¿cuáles pueden ser los errores o claves que hagan del evento un completo desastre educativo, de organización, de imagen de Centro, etc.? 

RAZONES POR LAS QUE DEBE CONSIDERARSE UN EVENTO EDUCATIVO DE PRIMER ORDEN: 

En nuestra misión educativa, con la finalidad de que tenga carácter integral, un evento con actuaciones artísticas grupales o individuales promueven los siguientes valores, tanto para el público como para los protagonistas: 

    • El valor del RESPETO por una actuación en público, ya sea más o menos de tu agrado como espectador. El alumnado debe valorar el trabajo, dedicación y esfuerzo que hay detrás de la preparación de una actuación y, por supuesto, la superación de posibles miedos, vergüenzas, limitaciones a actuar en público, delante de sus compañeros y del profesorado. El día de mañana, cuando nuestro exalumnado asista a cualquier actuación teatral, musical… tendrá un comportamiento que irá en función de lo aprendido en su etapa educativa (por supuesto también influenciados por lo interiorizado en su contexto familiar), por lo que si queremos que, tengan un comportamiento educado, de respeto, habrá que enseñárselo previamente. Tomar conciencia de ello es el primer paso para modular su comportamiento y actitud. 
    • El valor del ARTE, el valor artístico de nuestra esencia humana. Las artes en definitiva están con nosotros no sólo porque embellecen nuestra vida -no podemos olvidar que una vida en ausencia de las artes nos embrutece y deshumaniza por el mero hecho de que forman parte de nuestra naturaleza humana, nos dan identidad-, sino porque como seres sociales tenemos la necesidad de comunicar nuestras emociones en relación a problemas, ilusiones, alegrías, tristezas, miedos, nuestra existencia…  comunicar asuntos de la vida en general… El arte debe producir placer inteligente y permite dejar volar la imaginación. 

 

«Nolite fieri sicut equus et mulus quibus intellectus»
No seáis como el caballo y el mulo que carecen de entendimiento.

 

Por todo lo anterior el público que presencia una actuación artística -en cualquiera de sus disciplinas, danza, música, teatro, comedia…- debe estar agradecido ante ese acto de generosidad y entrega voluntaria de belleza inteligente.  

¿Para qué un Festival de Navidad?

¿Para qué un Festival de Navidad?

POSIBLES ERRORES QUE DEBERÍAMOS EVITAR: 

  • La coordinación de todo el Festival, la supervisión de las actuaciones, así como del soporte de medios audiovisuales -sonido, luces, decoración, etc.- y acompañamiento del alumnado durante la preparación no corresponde a ellos mismos en solitario, sino al Equipo Docente del Centro, nos guste o no. Otra cosa es que la presentación, el hilo conductor, corra a cargo de algún curso en concreto. Sí, implica un plus de trabajo, dedicación y tiempo extra a la función docente, aunque también es cierto que en algunas programaciones didácticas de materias como Lengua y Literatura, Lenguas extranjeras, Educación Física, Religión, Filosofía, TIC, etc. se puede aprovechar el Festival como presentación del aprendizaje realizado durante el trimestre, o como producto final de un Proyecto, o como parte de un Proyecto de Aprendizaje-Servicio… Lo sustancial es que si no existe una supervisión de las actuaciones corremos el riesgo de que haya notables faltas de educación por ejemplo, con el vocabulario empleado en la presentación, en actuaciones de humor, en las canciones empleados para la danza o coreografías -hay letras de canciones de moda entre los adolescentes que tienen un mensaje machista consentido, o contenido sexista, superficiales, o con faltas de respeto a diferentes colectivos, etc. Un Equipo de Trabajo o Comisión de docentes será indispensable para llevar a buen puerto esta tarea. 
  • Como me dijo mi padre «una actuación puede ser pobre, pero no zafia». Se sobrentiende que el objetivo de un Festival de Navidad escolar no es buscar la calidad artística de las actuaciones o interpretaciones, sino permitir un espacio para la creación artística con un mínimo de contenido amable, inteligente y si ya es divertido, curioso… pues tanto mejor. Por tanto, no debemos evitar  actuaciones pobres, por ejemplo una interpretación musical que no sea de una gran calidad, que desafine o con errores, ya que todo aprendizaje conlleva un proceso, pero sí las que sean ridiculeces, ordinarieces de dudoso gusto o incluso bromas que quiera realizar el alumnado con la simple intención de hacerse el gracioso delante de los compañeros. El filtro de estas actuaciones  corresponde, sin duda, al profesorado. 
  • Es muy conveniente realizar a posteriori del Festival una reunión de análisis del desarrollo del mismo para comentar tanto aciertos como posibles mejoras de cara al curso siguiente. Realizar un breve formulario para docentes con alguna herramienta como Google Forms puede dinamizar y enfocar el desarrollo de la reunión haciéndola más eficaz y eficiente. Este feedback de ideas y reflexiones puede hacerse extensible tanto a familias (si es que se les invita) como al alumnado del Centro. Es importante que el Equipo Directivo no deje en el baúl de los recuerdos todos estos aprendizajes y los tenga en cuenta.   

EN CONCLUSIÓN

No podemos olvidar que un Centro Educativo es una Comunidad donde todos los implicados aprenden, desaprenden y se nutren de ese espacio que les permite crecer día a día.

De nosotros, docentes, depende que construyamos -también con la oportunidad de un Festival- ese espacio de aprendizaje, con una atmósfera centrada en las emociones y que favorezca un adecuado desarrollo personal. 


«El arte joven contribuye también a que los -mejores- se conozcan y reconozcan entre el gris de la muchedumbre y aprendan su misión, que consiste en ser pocos y tener que combatir contra los muchos»

José Ortega y Gasset

2 pensamientos en “FESTIVAL DE NAVIDAD, ¿TIEMPO PERDIDO O UNA GRAN OPORTUNIDAD?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s