EL PODER EDUCATIVO DEL ENTUSIAMO

“Profesores, tengo muchas cosas que deciros. Y aunque no trabaje en la escuela como vosotros, también “trabajo con niños” desde hace más de sesenta años. Y hoy, con ochenta años cumplidos, sigo haciendo con el mismo ardor y entusiasmo lo mismo que comencé con veinte.”

Arno Stern

Bajo mi punto de vista uno de los más valiosos activos que se pueden tener hoy en día es el ENTUSIASMO, la MOTIVACIÓN. No tienen precio. Hugh McLeod dijo “El mérito se compra, la pasión no”.

De ENTUSIASMO es de lo que nos habló el pasado lunes André Stern en el primer acto oficial de la nueva Facultad de Educación en la Universidad de Zaragoza. Aula llena… gente sentada por el por el suelo… también de pie… madres y padres con bebés que reclamaban de vez en cuando un poco de protagonismo… Hubo una sinergia fantástica, ¡cuántas ganas tiene la gente de aprender y mejorar las cosas! Qué inyección de motivación verte rodeado por personas tan valiosas y con tan grandes valores.

 pasión, apasionamiento, emoción

El DEPORTE y la NATURALEZA, fuentes de gran ENTUSIASMO.

Pues bien, André Stern, hijo del famoso Arno Stern (pedagogo que comenzó su trabajo, por casualidad, y con tan sólo 20 años, con niños huérfanos durante la posguerra de la 2ª GM utilizando el dibujo libre y espontáneo como base para lo que más tarde definió “Educación creadora”) y autor del libro Yo nunca fui a la escuela” nos habló de los unschoolers y homeschoolers, como él mismo. También nos habló del JUEGO como poderosa herramienta educativa. Pero principalmente desarrolló su charla sobre el PODER DEL ENTUSIASMO como herramienta EDUCATIVA de APRENDIZAJE a lo largo de la vida y como motor de FELICIDAD. Fue un placer escucharle, nos ilustró con unas anécdotas vitales preciosas.

André Stern es un excelente comunicador, su claridad, experiencia y diversión al comunicar hizo que la conferencia no perdiera intensidad en ningún momento.  Muchísimo que aprender de él. Os quiero resumir las partes que me parecieron más interesantes de su intervención.

Empezó la charla lanzándonos una pregunta… “¿qué harían los niños si no les interrumpieramos?” Jugar, respondimos todos, y así es, jugarían hora tras hora sin parar durante todo el día, claro está hasta que los adultos les interrumpiéramos. El juego es una actividad primordial para el niño. Tanto es así que la neurobiología moderna nos demuestra que no hay dispositivo de aprendizaje más ADAPTADO, IDEAL, EFICAZ y PREFERIDO por los niños que el JUEGO.

juego libre y espontáneo, didáctica libre

JUEGO LIBRE y ESPONTÁNEO como herramienta de APRENDIZAJE.

La neurobiología anteriormente aseguraba que el cerebro estaba programado de forma genética, es decir salíamos “listos” o “tontos”, por decirlo de una manera simplista, dependiendo de nuestros progenitores, de nuestra herencia genética. La evolución y avances científicos en este campo han demostrado que no es así, que el cerebro no está programado, sino que, al igual que un músculo, se desarrolla con el ejercicio (en este momento de la charla recordé la PNL, Programación Neurolingüística. En el estupendo blog de Elena Ariño Lecina hace muy poco hice un pequeño comentario al respecto, más info aquí). Por ejemplo, la región del cerebro que se encarga de mover los dedos pulgares está mucho más desarrollada en los jóvenes de hoy en día que hace años, sobra explicar el motivo.

Neuro-Linguistic Programming

De ahí que los sistemas educativos diseñaran programas de musculación cerebral, como por ejemplo contemplando diferentes idiomas en la etapa infantil, incluso hasta 5, llegó a comentar André Stern. Lógicamente esta metodología no ha dado un resultado positivo.

juego didáctico.

Nuestro cerebro se desarrolla cuando y donde lo utilizamos con ENTUSIASMO. El entusiasmo es la motivación del aprendizaje, su abono. El entusiasmo nos da alas, nada nos puede parar cuando estamos entusiasmados por algo. Es increíble la capacidad de trabajo y de saltarnos nuestros propios límites cuando algo nos entusiasma. Es el único recurso que no se agota, se retroalimenta, convirtiéndose en un ciclo sin fin: El ENTUSIAMO genera ENTUSIASMO, no sólo a quien lo vive en primera persona sino reproduciéndolo a su alrededor. Aquí van algunas de las anécdotas que nos contó:

juego divertido

  • ANÉCDOTA DEL PIZZAIOLO: 

No hay comida que entusiasme tanto a Antoine (el pequeño hijo de André Stern) como las pizzas, sencillamente las adora. Cada vez que pasan por una pizzería cercana a su casa paran y se asoman por una ventanuca, pasar de largo resultaría imposible. Antoine permanece minutos y minutos embelesado, día tras día, admirando boquiabierto el trabajo que allí se realiza.

placer, alegría

Desde la pequeña ventana observa al pizzaiolo cómo elabora las masas, cómo las estira haciéndolas volar por los aires, cómo las decora con ingredientes de todos los colores, tamaños, texturas… es un momento mágico. Es ahí donde descubre el misterio de su comida favorita. Se trata sin duda de un aprendizaje extraordinario para Antoine. El pizzaiolo, refunfuñador y muy desencantado con su trabajo, en cuanto vió por primera vez a su pequeño espectador le aconsejó rápidamente que se olvidara de las pizzas y estudiara mucho para labrarse un futuro mejor. Aun así, día tras día, Antoine seguía contemplando en brazos de André su espectáculo preferido.

Pues bien, cuando se publicó “Yo nunca fui a la escuela”, André Stern le regaló un ejemplar al propietario de la pizzería ya que eran protagonistas inesperados de una anécdota ahí narrada. Al entregárselo al dueño, éste le confesó a André la mejoría profesional y el visible cambio de humor del pizzaiolo… “¡No sabes cómo ha cambiado desde que tu hijo se entusiasma con su trabajo!”

  • ANÉCDOTA DEL CORTACÉSPED: 
valentía, coraje, intrepidez, atrevimiento

En otra ocasión el pequeño Antoine con tan sólo tres años pidió a su papá que le dejara cortar el césped de casa. Como André Stern no le quiso cortar las alas decidió sacarle la máquina al jardín. Casi le doblaba en altura, a pesar de ello le llegaba justito para poder agarrarla. Para sorpresa de su padre a continuación le pidió que la encendiera, no se pudo oponer, en aquel momento todo su SER quería conducir ese gran cortacesped, estaba tremendamente entusiasmado con ser cortador de césped. André arrancó la máquina y el pequeño consiguió realizar su sueño, en ese instante Antoine ERA cortacesped.

Los niños sobrepasan sus límites porque no tienen el miedo de los adultos, en este caso concreto, aun a pesar de ser el cortacésped más grande, más ruidoso y más rápido que el pequeño Antoine. El entusiasmo es el motor de la vida.

  • ANÉCDOTA DEL CAMIÓN DE JUGUETE: 

asombro, admiración, fascinación

Como a tantos otros niños a Antoine le maravillan los camiones, de todo tipo, colores y tamaños, se pasa horas jugando con ellos. Un buen día su padre pasó por delante de un comercio en el cual vendían uno hermoso, negro y verde, muy grande, más de medio metro de largo, no se lo pensó dos veces. Por el camino esbozaba una sonrisa al imaginar la felicidad y sorpresa del pequeño al ver su nuevo gran camión. Y así fue, se entusiasmó jugando pero no con su nuevo camión, sino con ¡el envoltorio!

Con esta anécdota nos quiso trasladar su idea del juego libre y espontáneo como herramienta de aprendizaje, ser conscientes de que la creatividad facilita el aprendizaje significativo y por supuesto que no a todos nos tienen que entusiasmar las mismas cosas.

  • ANÉCDOTA DEL PLANETARIO: 

    ingenio, obra, producción, invención, innovación

En esta ocasión el protagonista de la anécdota no fue su hijo, sino él mismo. Tuvo lugar cuando su padre Arno lo llevó por primera vez a un planetario. A pesar de lo que cualquiera se supone debe hacer en un planetario, esto es, mirar las estrellas, constelaciones, planetas… André estuvo la hora y media de la proyección contemplando con detalle y asombro el proyector ubicado en el centro de la sala. “Deja ya de mirar la máquina y observa la cúpula con sus magníficas estrellas”, pues no, no se lo dijo su padre, le dejó permanecer toda la sesión contemplando la extraña máquina. Al salir de la sala, lo que había aprendido el joven André entusiasmado durante esa hora y media, fue CÓMO FUNCIONA un planetario.

En mi opinión, el autoconocimiento cobra cada día mayor importancia. Saber que nosotros mismos tendemos a refugiarnos detrás de una idea. Cuando precisamente lo que debemos hacer es dudar más de las cosas, dudar más de nosotros mismos, ser más heterodoxos (idea que suele comentar Javier Urra en sus conferencias, un gran referente en educación).

averiguar, viajar, investigar

Respecto al HOMESCHOOLING, educación de los niños exclusivamente en el contexto del hogar familiar, sólo voy a apuntar dos ideas defendidas por el propio André, quien podría pensarse que es un defensor de este estilo educativo al haberlo vivido en primera persona. Se muestra escéptico respecto a la educación de los niños/as en casa, fuera de las instituciones tanto públicas como privadas (sin entrar a valorar aspectos legales), ya que parte de la base de que los padres/madres se vuelven educadores, lo cual es efectivamente su rol natural pero en ningún caso su responsabilidad laboral. Por lo tanto deciden convertirse en educadores cuando su propio desarrollo profesional puede que vaya por otro camino.

sistema, método

Otro aspecto por el cual se muestra escéptico respecto al homeschooling es debido a que los niños/as se quedan en casa cuando por naturaleza tienen que enfrentarse al mundo. Los niños buscan la diversidad como factor de supervivencia. Buscan relacionarse, el contacto con otros humanos, sin tener en cuenta prejuicios de raza o edad y con su admirable gran factor de sorpresa. Finalmente respecto a este tema nos matizó que aunque ciertamente los niños aprenden mucho solos, a él le han ayudado mucho los maestros.

André Stern es sin duda un hombre muy especial, que vivió como niño y vive como padre una infancia feliz. De igual manera a como finalizó su intervención, me despido de vosotros hasta el próximo post, deseándoos una única cosa:

¡ ENTUSIASMAOS !

deseo, confianza

Anuncios

9 pensamientos en “EL PODER EDUCATIVO DEL ENTUSIAMO

  1. Siguiendo tu invitación he leído tu articulo….felicidades. Ademas veo que practicas algo en lo que Stern insiste, el entusiasmo, se nota que te gusta lo que haces….eso es siempre de agradecer.
    Lo dicho, lo he leido, y vale, después de contestar algún comentario más en el blog del Heraldo, coincide en algo que he comentado: la sociabilidad de los niños, y el poco entusiasmo que podemos y pueden mostrar con algunos temas, vamos que no es lo mismo entusiasmarnos viendo hacer pizza que conociendo las ecuaciones (insisto en ellas porque me causaron un trauma, pero ahora las utilizo….que vamos a hacer) y que conste que estoy en una cosa totalmente de acuerdo, el buscar la linea natural de interés de los niños, y que decidan lo que decidan hacer, estudiar, trabajar, ser autodidactas, universitarios, o lo que sea, sean felices, porque creo que es la única forma de que tengamos una sociedad futura sin frustraciones, sin violencia, sin complejos y sobre todo de la que sentirnos orgullosos.

    • Hola Ana!!
      Muchísimas gracias por pasarte y leer ! Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras. Los niños (y todos, claro) educativamente no son vasos que llenar sino velas que encender… El INTERÉS lo es todo. Siempre pienso que el futuro descubridor de la cura contra el cáncer algún día pasará por las manos de un maestro/a, profesor/a… no dudo de que lo más valioso que le podrá transmitir es el ENTUSIASMO por aprender y descubrir.
      Saludos!

  2. Siguiendo tu invitación he leído tu articulo….felicidades. Ademas veo que practicas algo en lo que Stern insiste, el entusiasmo, se nota que te gusta lo que haces….eso es siempre de agradecer.
    Lo dicho, lo he leido, y vale, después de contestar algún comentario más en el blog del Heraldo, coincide en algo que he comentado: la sociabilidad de los niños, y el poco entusiasmo que podemos y pueden mostrar con algunos temas, vamos que no es lo mismo entusiasmarnos viendo hacer pizza que conociendo las ecuaciones (insisto en ellas porque me causaron un trauma, pero ahora las utilizo….que vamos a hacer) y que conste que estoy en una cosa totalmente de acuerdo, el buscar la linea natural de interés de los niños, y que decidan lo que decidan hacer, estudiar, trabajar, ser autodidactas, universitarios, o lo que sea, sean felices, porque creo que es la única forma de que tengamos una sociedad futura sin frustraciones, sin violencia, sin complejos y sobre todo de la que sentirnos orgullosos.

  3. Pingback: CÓMO REINVENTARSE O LOS 4 MÚSICOS DE BREMEN | EDUCAR para el CAMBIO

  4. Pingback: ¿CÓMO MEJORAR EL AUTOCONCEPTO DE LOS ALUMNOS ? | EDUCAR para el CAMBIO

  5. Pingback: HERALDO DE ARAGÓN, REPORTAJE DESARROLLO PENSAMIENTO CREATIVO | EDUCAR para el CAMBIO

  6. Pingback: EDUCACIÓN PARA UNA CIUDADANÍA GLOBAL – GLOBALES LERNEN | EDUCAR para el CAMBIO

  7. Pingback: COMPETENCIAS SOCIOEMOCIONALES DEL PROFESORADO | EDUCAR para el CAMBIO

  8. Pingback: ¿PARA QUÉ UN CAMBIO DEL ACTUAL PARADIGMA EDUCATIVO? | EDUCAR para el CAMBIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s